Share this...
Facebook
Twitter

El mundo está presionando la economía de Rusia por varios lados. Estados Unidos, Canadá y los países de la UE ya han impuesto una serie de sanciones contra ciertos funcionarios de alto rango, empresas y bancos. Más de 30 países han cerrado el cielo a los aviones rusos. Dados los ultimos ataques terroristas y la piratería en las aguas del Mar Negro, el mismo destino espera a los barcos rusos.

Durante las dos semanas de guerra a gran escala, la Armada Rusa:

– ocupó la isla ucraniana de las Serpientes y capturó a 13 guardias fronterizos ucranianos en cautiverio, cerca de la isla se apoderó de un buque de rescate civil ´Sapfir´;

– disparó a tres barcos extranjeros bajo banderas de Panamá, Bangladesh y Moldavia, que se encontraban cerca de los puertos ucranianos. El último transportaba 600 toneladas de diesel, cuyo derrame podría provocar una catástrofe ecológica;

– inundó el buque de carga de la empresa estonia Helt cerca de Odesa;

– capturaró dos barcos ucranianos con tripulaciones pacíficas en las aguas territoriales de Rumanía.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

Rusia se dedicaba al terrorismo marítimo incluso antes de la invasión de Ucrania. En 2018, en condiciones de ocupación temporal de Crimea, los guardias fronterizos rusos incautaron tres barcos ucranianos en el estrecho de Kerch y detuvieron a 24 marineros. Después de las próximas sanciones de la UE y Estados Unidos contra Rusia, se logró regresarlos a Ucrania. Y en vísperas de la guerra a gran escala, del 13 al 19 de febrero de 2022, Rusia anunció el llamado entrenamiento en las áreas de los mares Azov y Negro, poniendo en peligro los barcos pacíficos que navegan en estas rutas.

Turquía fue la primera en reaccionar ante claras violaciones del derecho marítimo internacional: cerró el Bósforo y los Dardanelos a la armada rusa. Los gobiernos de Gran Bretaña y Canadá han decidido bloquear el acceso de los barcos rusos a los puertos. Chipre no ha permitido que cinco barcos rusos se instalen con una visita programada al puerto de Limassol.

Los países de la UE aún no han bloqueado sus puertos para los barcos rusos, pero esta restricción se considerará en el próximo paquete de sanciones. Esto tendría un impacto significativo en la economía rusa. Solo al puerto de Róterdam este año llegaron 29 barcos rusos, y hay hasta 20 en Klaipeda, Lituania. La UE tiene más de 1200 puertos.

Cerrar hoy el puerto al agresor ruso significa acercar el mundo a la seguridad y la paz.

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Dasha Titárova

Redacción:

Natalia Ponedílok

Administradora de contenido:

Kateryna Yuzéfyk

Autor de la portada:

Traducción:

Svitlana Kazakova