¿Por cuánto tiempo más seguirá la Iglesia Ortodoxa Rusa en Ucrania?

Share this...
Facebook
Twitter

Rusia utiliza la religión como una poderosa herramienta de propaganda. La Iglesia Ortodoxa Rusa está bajo la protección total del estado agresor. Se convirtió en una institución para la educación de civiles patrióticos y militares. Por lo tanto, la Federación Rusa implanta las ideas del “Gran País” y la “Guerra Santa” aún más profundamente en la mente de los rusos.

El 29 de marzo, la Verjovna Rada (Consejo Supremo de Ucrania) registró un proyecto de ley que prohíbe la Iglesia Ortodoxa Rusa en Ucrania. Si se aprueba, se nacionalizarán todos los bienes de las autoridades eclesiásticas. Las organizaciones del Patriarcado de Moscú tienen la oportunidad de cambiar su subordinación dentro de los 14 días a partir de la fecha de entrada en vigor de dicha ley.

Iglesia y ejército rusos

La laicidad de Rusia es un mito del Russkiy Mir “Mundo Ruso”. La cooperación entre la iglesia y las fuerzas armadas de la Federación Rusa comenzó en los años 90 del siglo XX y fue oficializada (ejemplo 1, ejemplo 2, ejemplo 3).

Secularidad
Laicidad, no religiosidad. Las principales características de una sociedad secular: la liberación de varias esferas de la vida pública del control de las organizaciones religiosas; separación de la iglesia del estado y de las instituciones públicas.

Durante este tiempo, la religiosidad de los militares rusos se ha convertido en sinónimo de patriotismo. En llamamientos públicos del clero ruso se llama al servicio militar para proteger las “fronteras sagradas del estado”. Esta retórica es un clásico pro-Kremlin ajustada a su especialización. “Parentesco espiritual de los pueblos ucraniano y ruso”, “una historia en común”, “la necesidad de la reunificación territorial de Ucrania con Rusia como establecimiento de la justicia histórica”: estas son las tesis y llamamientos expresados en sus sermones por los sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

La Iglesia Ortodoxa Rusa opera bajo un protectorado estatal completo. La construcción de templos en el territorio de las unidades militares y la celebración de misas colectivas regulares para los militares es lo que hace sistemáticamente la Iglesia Rusa. Y todos hacen la vista gorda ante el hecho de que tales acciones son una violación directa de las leyes de la Federación Rusa “Sobre la libertad de conciencia y las asociaciones religiosas” y “Sobre el estatus del personal militar”.

Los funcionarios de la iglesia incluso bendicen armas (incluidas las armas nucleares), instalaciones y equipos militares, además de influir en la dotación de personal y el reclutamiento de tropas. Se han abierto facultades de cultura ortodoxa en algunas universidades que capacitan a militares. Y desde 1994, la Iglesia Ortodoxa Rusa ha estado buscando la creación de un clero militar.

Por lo tanto, la Iglesia Ortodoxa Rusa es un instituto legalizado en Rusia para la educación de una sociedad patriótica, que transmite sistemáticamente mensajes sobre los “pueblos hermanos” y la necesidad de la reunificación rusa en todo el mundo. Su monopolio oprime a otras religiones y fomenta la intolerancia hacia ellas.

Patriarca de la Guerra de Moscú

El Patriarca Kirill actualmente encabeza la Iglesia Ortodoxa Rusa, es Patriarca de Moscú y de toda Rus. Llama la atención que en Rusia se le llame “el Patriarca de toda Rus” (y no de Rusia).

El jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa no encuentra a Rusia culpable de esta guerra a gran escala. Llamándolo un “evento dramático en Ucrania”, en una carta a Ioan Sauca, Secretario General en funciones del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), culpó a los países de la OTAN. Según el Patriarca Kirill, Ucrania simplemente fue utilizada, habiendo sido llenada de armas e instructores militares. El Patriarca Kirill asegura que los ucranianos fueron reeducados como enemigos de Rusia. En sus discursos y alocuciones públicas, el Patriarca Kirill apoya las tesis pro-Kremlin sobre el pueblo de las llamadas República Popular de Luhansk y la República Popular de Donetsk que sufre de los banderivtsi (según el apellido de Stepán Bandera, líder de la Organización de Nacionalistas Ucranianos) y de los nazis.

Después de que algunas diócesis del Patriarcado de Moscú en Ucrania se negaran a mencionar al Patriarca Kirill en sus oraciones, él dijo que , su decisión era un signo de debilidad, sin embargo, que no le ofendió.

Por cierto, el sitio web de la Iglesia Ortodoxa Rusa tiene una sección aparte que se llama “Iglesia y Ejército” con una serie de videos con la participación del Patriarca Kirill. Incluso después de un análisis superficial, podemos concluir que la iglesia y el aparato militar de la Federación Rusa están muy sincronizados, difunden las mismas tesis chauvinistas y nivelan el estado de derecho en su propio país.

Templo de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa

El templo principal de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa es un edificio que rompe con las ideas habituales sobre los objetos arquitectónicos religiosos. Este es un complejo de museos y templos ubicado en el territorio del parque militar-patriótico de cultura y recreación de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa. Fue construido en un año y medio en honor al 75 aniversario de la victoria en la Gran Guerra Patria y la apariencia misma del templo, evidencia de las costumbres imperiales y de ocupación de Rusia. Todas las características arquitectónicas de la iglesia, su decoración exterior e interior se basan en los hechos de la Gran Guerra Patria. Algunos detalles tienen literalmente trofeos militares de esa guerra, por ejemplo, en las escaleras y losas de hierro fundido que cubren el piso: orugas de tanques alemanes fundidas.

El impulsor de la construcción del templo es Sergei Shoigu, Ministro de Defensa de la Federación Rusa desde 2012. El proyecto religioso-militar se implementó a expensas del gobierno ruso y donaciones caritativas de los rusos.

Ángeles, santos, tanques, aviones, armas y soldados: todas estas imágenes se encuentran junto a los mosaicos del templo. Las vidrieras representan los más altos premios estatales y militares de la Federación Rusa. Los símbolos de la URSS también están presentes: Rusia todavía siente nostalgia por aquellos tiempos. Según el viceministro de Defensa, Timur Ivanov, incluso un traje de Hitler se conserva en el complejo del museo.

Querían decorar el templo de las Fuerzas Armadas Rusas con mosaicos que representan a Putin, Stalin y Shoigu, así como historias sobre la ocupación de Crimea.

Esta iglesia fue consagrada por el Patriarca Kirill.

Red de agentes de la Iglesia de Rusia en Ucrania

Durante años, la Iglesia Rusa ha estado creando su propia red de agencias eclesiásticas en Ucrania. Parte de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Ucrania se llama Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú o Iglesia Ortodoxa Rusa en Ucrania. El nombre de Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú se usa con mayor frecuencia en los medios para distinguirla de otras iglesias, en particular de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kyiv, aunque sus líderes insisten en el nombre de “Iglesia Ortodoxa de Ucrania”.
En 2019, el Tribunal Supremo de Ucrania permitió que la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú conservara este nombre.

La Iglesia ortodoxa de Ucrania del Patriarcado de Moscú sigue teniendo una influencia significativa, ya que durante mucho tiempo el número de sus parroquias superó significativamente al de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kyiv y otras iglesias. Sin embargo, estas dos iglesias son fundamentalmente diferentes mentalmente. Si la primera predica sobre el “bautismo conjunto” de los rusos y los ucranianos como una única nación y la necesidad de su unificación final, la segunda se preocupa por la soberanía de Ucrania. En pocas palabras, la Iglesia Ortodoxa Rusa actúa como una institución politizada con un vector de desarrollo antieuropeo, que influye en la Iglesia ortodoxa de Ucrania del Patriarcado de Moscú. Por eso la Iglesia rusa está tan en contra de la autonomía de la Iglesia ucraniana. Dato elocuente: en 2018, después de que la Iglesia Ortodoxa de Ucrania recibiera un tomos de Bartolomé, la Iglesia Ortodoxa Rusa rompió la comunicación eucarística con el Patriarca Ecuménico. Fue el gesto más radical que se podía esperar en esta situación.

Tomos
Decreto del Sínodo y (o) la cabeza de la Iglesia Ortodoxa local sobre el sistema o doctrina de la iglesia. La concesión de un tomos significa a menudo el reconocimiento de la autocefalía a la nueva iglesia local, es decir, la independencia de otras iglesias ortodoxas, pero canónicamente unida a ellas.

La Iglesia Ortodoxa Rusa, al influir en la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, utiliza la fuerza oculta de la “influencia blanda”. Es el más difícil de resistir, porque los fieles suelen tener una confianza inquebrantable en el clero, que a su juicio representa las mejores cualidades humanas.

El clero de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, al parecer, ejemplifica los modales militares de la Federación Rusa y su iglesia. Incluso al comienzo del conflicto armado en Donbas, la Iglesia Ortodoxa Rusa declaró su “misión de mantenimiento de la paz”, pero, de hecho, varios de sus representantes apoyaron la guerra con recursos e ideológicamente (en sus sermones durante los servicios). En Ucrania, los sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú también tienen un largo “registro” de méritos nada sagrados.

Por ejemplo, Oleksandr Kanevsky publicó el periódico del Comité de Padres, donde promovió ideas de propaganda antiucraniana con contenido educativo. Además del separatismo, fue sorprendido en la perversión. Aparentemente, el sagrado amor ruso por las armas también se transmitió a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú: las fuerzas del orden ucranianas detuvieron a algunos de sus clérigos tanto por la fabricación propia como por comercio no autorizado de armas.

La agencia pro-Kremlin de la iglesia está trabajando activamente durante la invasión a gran escala de Rusia. Ya detenido sacerdote saboteador Onufriy y el arcipreste Mykhailo, que durante la detención trató de salirse con la suya fingiendo ser ucraniano, pero en cambio se llamó a sí mismo “el monstruo de Zhytómyr”. Y el clero de Kiyv-Pechersk Lavra, cuando los periodistas le preguntan quién tiene la culpa de esta guerra, permanece en silencio, evitando claramente el diálogo sobre este tema.

“No hay nada sagrado, solo Rusia”. Aparentemente, la Iglesia Ortodoxa Rusa se guía por este principio. Después de todo, ¿de qué otra manera se podría explicar el fusilamiento de Maxim Kozachina, el capellán de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, por los militares rusos? ¿O la detención en la región de Kostroma (territorio de la Federación Rusa) del sacerdote ruso Ioan Burdin, quien expresó públicamente su posición antibelicista y reconoció que fue la Federación Rusa la que inició la guerra con Ucrania? Y todo esto en un momento en que el ejército ruso está destruyendo iglesias ortodoxas ucranianas.

Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen en el pueblo de Vyazivka en la región de Zhytómyr (Polissia), construida en 1862. Fue destruida cínicamente por los invasores rusos.

La reacción de la comunidad eclesiástica ucraniana ante esto es unánime: romper todos los lazos con la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los sacerdotes de Kyiv de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú ya han hecho un llamamiento al Arzobispo Metropolitano Onufriy para que convoque a un consejo de la Iglesia Ortodoxa Ucrania para abandonar el Patriarcado de Moscú. En este momento, docenas de comunidades y monasterios en toda Ucrania se han separado de forma independiente del Patriarcado de Moscú y se unieron a la Iglesia Ortodoxa. Actualmente, el 63% de los ucranianos apoya la idea de terminar las relaciones con la Iglesia Ortodoxa Rusa.

La influencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa no se limita a Ucrania. La diócesis de Moscú está presente en varios otros países: Rumania, Serbia, Grecia, Bulgaria, Azerbaiyán, Kirguistán y otros. Sin embargo, hace diez años hubo una tendencia entre ellos a resistir la influencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa (en particular a través de la reconciliación de las iglesias ortodoxa y católica).

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Ania Yábluchna

Jefa de redacción:

Yevgenia Sapóshnykova

Redacción:

Ksenia Chikunova

Edición de fotos:

Yuriy Stefaniak

Administradora de contenido:

Yana Rusyna

Traducción:

Nadiia Vasylchenko