Kamianets Podilskyi. La fortaleza viva

28 de Agosto 2020
Share this...
Facebook
Twitter

La fortaleza de Kamianets Podilskyi es uno de los atractivos turísticos más famosos de la región histórica de Podilya. Pero fue en las últimas décadas cuando la fortaleza empezó a cambiar y revivir. El castillo de Kamianets Podilskyi dejó de ser solo un museo para convertirse en un organismo vivo, donde varios artistas se dedican a la artesanía tradicional, como la fabricación de arcos, alfarería, talla en madera y panadería con recetas tradicionales. La reconstrucción histórica le dio una nueva vida al castillo, y a los visitantes les dio la oportunidad no solo de conocer la historia, también de vivirla.

La reconstrucción histórica es la reproducción de la cultura de la época y de la región. Para lograrlo los investigadores estuvieron leyendo archivos, mirando imágenes y analizando hallazgos arqueológicos. Realizando experimentos científicos y métodos de juegos, los historiadores hacen que la fortaleza conserve su antiguo aspecto, los objetos y las tradiciones de las épocas que están investigando.

Por ejemplo, los historiadores de ropa confeccionan prendas que vestían los ciudadanos de Kamianets Podilskyi en el siglo XVII. Los panaderos hornean pan usando recetas antiguas y los alfareros procesan la arcilla de la manera que se hacía cientos de años atrás.

La organización pública “Sociedad histórica militar de la ciudad de Kamianets Podilsky” existe hace 20 años. En ella participan todos los reconstructores de la fortaleza de Kamianets Podilsky. Ellos están examinando y popularizando la historia antigua de la región histórica de Podilya y de Kamianets Podilsky. El director de la fortaleza es Oleksandr Zaremba (su pseudonimo es Gaiduk). Él está seguro de que hay mucho más que contar sobre la ciudad ya que fue la última capital de la República Popular Ucraniana. En los años de 1919—1920 Kamianets Podilskyi estuvo temporalmente en la misma posición en la que antes estaban Kyiv y Kharkiv. El festival “La última capital” se celebra aquí cada año en Agosto.

Hasta este momento la gente sigue discutiendo sobre la fecha de construcción de la fortaleza, la primera vez que la mencionaron fue en el año 1374 cuando la ciudad recibió el Derecho de Magdeburgo. Pero los exámenes arqueológicos indican que es dos siglos más antigua.

La fortaleza está rodeada por un cañón donde fluye el río Smotrich. El río rodea la isla creando así un paisaje muy bonito. Por su ubicación, la fortaleza de Kamianets Podilskyi se considera una de las más inexpugnable del territorio Ucraniano. Fue tomada solo dos veces en toda su historia, es por esto, que los ciudadanos de Kamianets Podilskyi están muy orgullosos de su pasado.

¿Cómo está la fortaleza en la actualidad? ¿Quienes son las personas que están escribiendo su historia y recreando su pasado? En Kamianets Podilskyi uno puede pasar mucho más que un dia, visitar el castillo como también conocer a los reconstructores, historiadores y a la gente del lugar, personas que realmente conocen y aman su tierra.

Oleksandr Zaremba

Desde la infancia Oleksandr, mostró gran interés en la historia y al día de hoy se dedica a la restauración del castillo. Oleksandr empezó su camino restaurando monumentos históricos de la vida cotidiana del libro “El Libro de los Futuros Comandantes ” de Anatoliy Mytiaev. Más tarde él lo quiso poner en práctica, mirar y tocar con sus manos, por eso Oleksandr cambio su trabajo para el modelado. La siguiente etapa es la reconstrucción histórica militar, ya que es una de las partes más populares en el mundo y en Ucrania en particular. A dia de hoy Oleksandr Zaremba es el director de la fortaleza de Kamianets Podilskyi.

Actualmente, Oleksandr esta trabajando en una recreación del siglo XVII. Se lamenta de que la recreación no alcance todo su potencial para popularizar el trabajo. Por ejemplo, las visitas guiadas interactivas con disfraces completos o maquetas y modelos podrían haber atraído la atención de un público mucho mayor al museo.

Modelado
Es el diseño creativo, prueba y uso de los modelos diseñados..

Oleksandr nos muestra la restauración de los cañones de los siglos XVI—ХІХ. Primero los cañones se colocaban encima de una base (lafet), un elemento soporte para el cuerpo del cañón, 200 años antes se usaban morteros. Los morteros son cañones con un cilindro corto que se utilizaban en la defensa de las fortificaciones. Popularmente conocidas como “gakivnytsy” o “kriposny pyschali”. Estas reconstrucciones se hacen con la ayuda de la información disponible en libros de la época. El único objeto original que tiene Oleksandr de estos tiempos son unas balas de piedra para cañón, que están en el territorio de la fortaleza.

La misma técnica se usa para confeccionar vestidos de cualquier época. Si no disponen de la ropa, los historiadores buscan referencias en libros.

En el siglo XVII en la fortaleza se estaban realizando actividades militares polacohungaras. En esos tiempos Podilya era parte de Polonia. Estos soldados pueden ser identificados por varios elementos: magerka, deliya y mosquete. En la República de las Dos Naciones (Mancomunidad de Polonia—Lituania) la moda de los gorros magerka la empezó Stefan Batoriy. Es un gorro de fieltro fabricado con lana. En verano es bueno para proteger del calor y en invierno protege el cuello del viento (uno puede doblar las aletas de la parte de atrás).

La delia es una prenda de invierno abierta. Según las instrucciones de Stefan Batoriy,el color de la delia debería ser azul y los bordados del color de la región: los militares de Podilya tenían bordados amarillos.

El Mosquete, en ucraniano “gakivnytsia”. La Gakivnytsia, es una arma de fuego consiste de un barril, una boquilla donde pasa la chispa y un gatillo. Estas armas se estuvieron usando hasta los últimos años del siglo XVII, posteriormente fueron sustituidas por fusiles de chispa.

— Imagina los estereotipos de una persona de los primeros años del siglo XXI cuando escuchan algo acerca de los cosacos. La imagen es siempre la de un hombre con botas, pantalón rojo y ancho (sharovary) y en vyshyvanka (camisa típica ucraniana hecha con punto cruz). Nosotros queremos cambiar este estereotipo mostrando que los ucranianos son mucho más que esa imagen .

Oleksandr nos cuenta que el mayor problema de la reconstrucción es la falta de una imagen clara de cómo trabajar. En su opinión, en Ucrania no hay una visión clara del potencial e impacto que el turismo y la educación tienen en la transformación de ciudades y regiones . Junto con sus compañeros Oleksandr está manejando el proyecto “La escuela de la reconstrucción” donde comparte información sobre la dirección y oportunidades del proyecto e invita a la gente a participar en el proyecto. Hace seis años, se lanzó en el castillo el proyecto “La Fortaleza Viva”, en el que los artesanos muestran su arte, imparten clases magistrales y llevan a cabo reconstrucciones.

— Aqui en Ucrania, hay falta de comprensión acerca de la diferencia entre historia viva y lo que es un carnaval. Lo cual resulta frustrante para los historiadores, ya que dedican mucho tiempo y esfuerzo en la reproducción de prendas de diferentes épocas, lo cual no es apreciado muchas veces por el público, que compara su trabajo con disfraces carnavalescos. Son cosas completamente diferentes, nosotros lo entendemos así, no es el caso de la mayoría de la gente.

En los últimos 20 años, el número de turistas aumentó en 10 veces, dice Oleksandr. Esta creciente popularidad motiva a los investigadores científicos de los museos a cuidar la vida cotidiana de la fortaleza y su reconstrucción. La lluvia y la erosión en las laderas, podría dañar las paredes del castillo, pero la gente cuida mucho la fortaleza por los turistas que llegan a Kamianets Podilskyi esperando ver la historia viva.

— Nos inspira una cita atribuida a Churchill. Sinceramente, no encontré la fuente original, pero cuentan que cuando le dijeron que se iba a recortar el gasto para cultura durante la guerra, dijo: “Si reducimos el gasto en cultura, ¿por qué luchamos?”

Igor Chesnokovsky

Igor Chesnokovsky se dedica a la reconstrucción del siglo XVII. Junto con sus compañeros se dedica a la reproducción y creación de vestimenta tradicional de la época, reproducen los trajes y también están educando a la gente. En Ucrania no tenemos eventos a gran escala que cuenten con la tradición arquera y que popularicen este arte y deporte. Sin embargo Igor, es uno de los organizadores de un evento internacional anual, un torneo de tiro con arco tradicional. El evento se llama “Kamiana Strila” y se desarrolla en Kamianets Podilskyi. La ciudad misma inspira este tipo de actividades.

Igor cuenta que su primer arco lo fabrico cuando era niño. El arco fue muy difícil de fabricar, hasta este momento está en casa de su abuelo como recuerdo. El proceso de fabricar un arco parece infinito, vives y siempre aprendes algo nuevo, siempre puedes ver algo que se puede mejorar.

Al día de hoy la gente hace arcos de carbono y madera, basados en el diseño tradicional de la región. Cada arco se está tensionado con distinta fuerza y se escogen diferentes flechas para cada arco. Si la flecha es rígida, puede rebotar en la cuerda del arco y volar no hacia el objetivo, sino hacia un lado, dependiendo de cómo se sostenga el arco y se apunte.

Igor está contando mucho sobre la tradición de hacer arcos de origen turco, tártaro y europeo. También el menciona la tradición ucraniana pero se detiene muy rápido ya que por lo general los cosacos no usaban sus propios arcos, hecho que prueban algunos hallazgos arqueológicos. Los arcos escitas han sobrevivido hasta nuestros días, pero es difícil ubicarlos en la tradición ucraniana.

— Hay arcos turcos, arcos tártaros, pero arcos ucranianos no he visto, no para decir que es algo cien por ciento ucraniano. Los cosacos usaban arcos turcos y tártaros, y es que… siendo militar necesitas un buen arco ya que está tu vida en juego.

Igor saca el carsaj (una funda que se fabrica de cuero o de madera para guardar las flechas), que como las flechas, se producen individualmente para cada arco. En el caso de la caballería, la funda debe estar cerca de la espalda y las fechas se ubican con la punta mirando para abajo por seguridad, para no lastimar la mano cuando estas apurado. Para la infantería es al revés — las flechas se ponen con la punta para arriba.

El proceso de fabricar un arco es muy interesante, pero Igor prefiere enseñar a los turistas el arte del tiro con arco. Para Igor es imposible fabricar arcos y no disparar con ellos. Estas actividades siempre van de la mano. Las competiciones de tiro con arco se realizan en la galería de tiro de la fortaleza.

Una vez le preguntaron a Igor como disparar flechas de una manera correcta.

— Lo correcto no es dar al blanco, sino hacer bien todos los pasos, porque si haces todo bien vas a alcanzar el centro. Si una persona da al blanco podría ser accidentalmente pero la meta es hacerlo conscientemente, solo en este caso es exitoso.

Oleg Shulyk

Hace seis años que Oleg Shulyk horneó su primer pan. Por iniciativa de Oleksandr Zaremba, surgió la idea de probar algo nuevo que mostrar a los turistas. Una vez construido el horno, se pusieron a trabajar. Para ser sincero, los primeros panes se quemaron.

El pan se hace con una harina de segunda clase. A Oleg no le gusta usar harina de primera clase porque se pierde la magia, todo es muy sencillo. El proceso es el siguiente: en una secuencia correcta se mezcla leche agria, azúcar, harina de centeno, después se deja reposar la masa para que se fermente. Para amasar la masa necesitamos una hora.

— La gente mayor dice que para amasar la masa uno necesita “esperar hasta el séptimo sudor” (dicho ucraniano). Hasta que no te limpias la frente siete veces el pan no va a salir bien. Al principio me sorprendió pero en realidad estás amasando una hora, y no solo una vez.

Ese es también el tiempo que el pan va a estar en el horno. Una mitad de la producción siempre está en riesgo de quemarse porque el fondo del horno es muy delgado por eso dejar el pan y hacer otras cosas no es posible. Uno necesita cuidar el pan para que no se queme y moverlo a cada rato.

El primer pan se ofrece a los turistas para que lo prueben. No se debe cortar, se debe partir con las manos, o como dice Oleg, pelarlo. La diferencia en el sabor se siente de inmediato, el pan de tienda se prepara en hornos eléctricos y el pan de Kamianets Podilskyi en hornos de leña. Lo que le da un aroma característico, a humo de leña.

En la fortaleza hay un molino de agua donde el grano es molido. Oleg cree que es una atracción turística que atrae a muchos visitantes. Con esta harina luego se hornea el pan. Pero el molino de agua, como muchos de los elementos de la fortaleza necesita reparación.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

Oleg decidió unirse a la comunidad de reconstructores después de conocer a otro hombre, también llamado Oleg, que es alfarero y junto con sus amigos vestían trajes tradicionales del siglo XVII, lo que les llamó la atención. Oleg no podía creer que él pudo conocer a los historiadores y unirse al trabajo de la reconstrucción tan fácil: comprar lana y confeccionar la ropa. No necesitaba otros conocimientos.

Ahora Oleg a menudo camina con su tocayo alfarero, vistiendo estos trajes cerca de la fortaleza y ofreciendo a los turistas la posibilidad de fotografiarse con ellos. El servicio es gratuito, ya que principalmente buscan difundir la historia de Podillya y Kamyanets.

Oleg Garapan

— Ahora coloca la arcilla en el centro, mira, presiona y levanta un poco. Continúa, ahora tira hacia arriba una vez más. Aprieta y tira hacia arriba!

Oleg Garlan es alfarero. En una habitación de la fortaleza es donde Oleg tiene su propio taller, donde dicta clases de alfarería para niños y adultos, y donde también vende su cerámica. El provee de todos los materiales necesarios a los turistas y requiere de ellos solo el deseo de crear algo nuevo e interesante.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

Antes el taller de Oleg estaba ubicado en el cañón cerca de la Puerta Rusa, en el centro de la ciudad vieja, lejos de la fortaleza. Esa parte de la ciudad no está muy concurrida y las visitas al taller eran escasas. El artista se aburrió y decidió trasladar su taller a la fortaleza.

— Para mi, el invierno es una temporada sin gente. Yo voy al taller, tengo tiempo para dormir allí, puedo tomar té con pan la mitad del dia, escuchar música, leer. Pero con gente todo cambia, empieza el movimiento, ya alguien quiere hacer algo, llegan y hacen preguntas, se interesan en lo que hago. Yo doy clases y quiero hacer mucho más porque siento que me necesitan.

En el arte de la alfarería Oleg es practicamente autodidacta, pero tuvo un profesor — su nombre es Vasyl del pueblo Tovste en Podilya. El siempre estaba diciendo a Oleg: “Hasta que no lo sacas del horno no lo votas”. Hay que acabar lo que empiezas.

— Y es cierto, me he preguntado muchas veces,, ¿por qué sigo siendo alfarero?
Tal vez es mejor dejarlo, porque no se gana mucho dinero en este trabajo y necesito vivir de algo. Pero cuando saco mi producción del horno entiendo que es algo que vale mucho.

Las macetas se producen en varias etapas. La arcilla que compran los alfareros es tan dura como una piedra, primero hay que remojar la arcilla hasta lograr la consistencia deseada, colarla, secarla y cuando ya está suficientemente seca amasarla. La mitad del trabajo ya está hecho.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

Después se moldea y se hornea. El alfarero siempre moja sus manos con agua, eso le ayuda a moldear, y gira la rueda con los pies. La arcilla puede tomar casi cualquier forma. Los patrones se gravan con instrumentos propios pero se usa más frecuentemente un palo de madera. Para sacar una maceta de la rueda alfarera se corta con hilo.

Oleg nos cuenta sobre otros alfareros de los pueblos de Podilya, los cuales no tienen mucho trabajo. En Domivka y Smotrych hace un tiempo estaban funcionando talleres grandes, pero ahora la situación es diferente. En este momento el centro de alfarería es Opishnia.

La base de trabajo de la alfarería es siempre igual pero cada artista usa su propio método. Cuando Oleg enseña a trabajar la alfarería, muestra diferentes técnicas y metodologías, después deja a la gente sola con la arcilla. Las manos trabajan solas.

— ¿Que es la arcilla para mi? Es un proceso muy artístico y espiritual. Además de practicar uno tiene que amar el proceso y sentirlo, sin estos sentimientos es solo trabajo.

Como filmamos nosotros

En este vlog nosotros iremos a Kamianets Podilskyi, veremos volar los globos aerostáticos sobre la fortaleza y vamos a conocer al inmigrante de Crimea Mykola Shapay. Observaremos la vida en la fortaleza de Kamianets Podilsky, también vamos a participar en un entrenamiento de motoball, visitamos Otrokiv y la alquería de Szybor Marjorsky y al final nos vamos para Velyka Yamyrka donde vive un hombre fantástico llamado Seafym Lesko quien creó su propio museo.

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Valeria Didenko

Redacción:

Kateryna Legká

Producción:

Olga Shor

Fotos:

Polina Zabizhko

Fotos,

Cámara:

Pavló Pashkó

Cámara:

Oleksandr Portián

Directora de montaje:

Liza Litvinenko

Dirección:

Mykola Nosok

Edición de fotos:

Oleksandr Jomenko

Transcripción:

Polina Panasenko

Traducción:

Lesia Mulyk

Redactor de la traducción:

Albert Lores

Sigue la Expedición