Share this...
Facebook
Twitter

«Tu deseabas tanto esta tierra, entonces ahora mézclate con ella», estas palabras de la canción «Canción de cuna para los enemigos» de la cantante ucraniana STASIK se hicieron realidad para miles de soldados rusos. El supuesto «Segundo Ejército Mundial», que inició una guerra a gran escala contra Ucrania, guarda silencio sobre la cantidad de sus muertos desde los primeros días de la invasión y se niega a recoger los cadáveres para que sus familiares puedan enterrarlos en la «gran patria».

!
El material contiene enlaces a unos sitios rusos que se pueden ver utilizando VPN.

Durante los 135 días de guerra en Ucrania, Rusia perdió unos 36 900 soldados. Este número de muertos está registrado por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania a partir del 08.07.22. Y cada día este número crece.

Sin embargo, Rusia no tiene prisa para reconocer e informar a sus ciudadanos sobre las bajas reales. La comunicación pública del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa es inconsistente, por no decir más. Y como se sabe, el pescado se pudre por la cabeza.

A pesar de que el nombre del primer soldado ruso muerto en Ucrania ya se anunció al tercer día de la guerra (la información la hizo pública en las redes sociales el presidente de Daguestán, la patria de aquel soldado), no hubo declaraciones oficiales referente a los muertos durante mucho tiempo.

El primer número anunciado oficialmente por el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa fue de 498 muertos (en un comunicado fechado el 2 de marzo, una semana después del inicio de la guerra a gran escala). Se produjo una verdadera vergüenza cuando el servicio ruso de la BBC contó 557 de ellos al mismo tiempo, y más tarde apareció información sobre los 501 militares enterrados oficialmente. Todo esto no coincide con las declaraciones del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa. Uno de ellos ciento por ciento tenía problemas con las matemáticas en la escuela.

Y sólo el 25 de marzo, un mes después del comienzo de la invasión, Rusia finalmente anunció oficialmente un número nuevo – supuestamente tienen 1351 muertos, que, sin embargo, no coincide con la realidad.

«Lamentablemente, en el transcurso de la operación militar especial, hay pérdidas entre nuestros compañeros de armas. Hasta la fecha, 1351 militares han muerto, 3825 han resultado heridos», dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Parece que las autoridades rusas nunca van a traicionar las tradiciones de creación de mitos militares y siempre van a retratar a su ejército como fuerte e… inmortal. Resulta que el presidente del comité de defensa de su Duma Estatal declaró a principios de junio que la Federación Rusa prácticamente había dejado de perder militares.A partir del número que fue comunicado el marzo, 1351 personas, la cuenta de soldados muertos se detuvo. La misma cifra fue indicada por algunos medios de comunicación rusos incluso en los resultados del centésimo día de la guerra, que, por cierto, la Federación Rusa todavía llama «operación especial». Pero algunos medios a fines de abril agregaron 548 personas más a las víctimas oficialmente reconocidas.

Según la experiencia de otras guerras, iniciadas por Rusia, las pérdidas reales seguirán ocultándose a los rusos. No en vano hay un famoso proverbio ruso: «Cuanto menos sabes, mejor duermes».

Y en caso de que los rusos quieran saber o contar más, ha aparecido un nuevo artículo en el Código Penal de la Federación Rusa, según el cual por las falsificaciones sobre el ejército ruso o las acciones destinadas a desacreditar al ejército, uno puede pasar de 3 a 15 años en una colonia penal.

Ya se han iniciado las primeras causas penales. Todo, como dice el maldito dictador, va según lo planeado.

Mientras que en el comienzo de la invasión a gran escala de la Federación Rusa, Putin y el liderazgo militar negaron la presencia de reclutas en Ucrania, la aparición de información sobre el monto de los pagos a las familias de los asesinados en el transcurso de la llamada «operación especial» puede considerarse el primer paso hacia el reconocimiento del hecho de las pérdidas militares de la Federación Rusa.

Al principio, los «precios» de Putin de las vidas de sus soldados eran muy modestos, incluso se podría decir, tacaños. Por la muerte de cada valiente soldado de la Federación Rusa, se planeaba pagar a su familia 11 000 rublos, que por el precio del rublo de entonces equivalía a 50 dólares. Dos días después, el precio cambió algo: 7 421 000 rublos es el total que Putin promete pagar de una vez a los familiares de cada soldado que murió durante la «operación especial».

Sobre los muertos se dicen cosas buenas, o nada. Mejor nada

Una peculiaridad de las comunicaciones de la Federación Rusa sobre la guerra es el esquema «de bajas» de notificar sobre la muerte del personal militar en Ucrania. Es decir, no son las fuentes gubernamentales de la Federación Rusa las primeras en publicar la información, sino los medios regionales o simplemente personas relacionadas con el fallecido o quienes lo conocieron personalmente.

Cualquier referencia de los medios a los soldados rusos caídos está marcada por un intento de elogiar el heroísmo de los soldados y de exaltar la «liberación» del pueblo de los «nazis ucranianos».

La presentación fragmentaria de información, la convicción constante de la destreza del ejército ruso y la refutación de datos del Ministerio de Defensa de Ucrania son técnicas de comunicación típicas de la Federación Rusa.

Así mismo el pueblo ruso ve una imagen distorsionada, conveniente para las autoridades. Incluso los medios más o menos opositores aparentemente no se arriesgan a actuar como el «cuarto poder», porque temen la responsabilidad penal de acuerdo con la nueva ley de la Federación Rusa «Sobre las falsificaciones».

Un caso mediático interesante ocurrió el 21.03.22: la edición de propaganda «Komsomolskaya Pravda» publicó y eliminó inmediatamente el material de que alrededor de 10,000 militares rusos ya habían muerto en la guerra en Ucrania, y más de 16 000 resultaron heridos.

En este artículo «temporal», «Komsomolska Pravda» se refiere al Ministerio de Defensa de la Federación Rusa. Los medios de comunicación y los analistas militares ucranianos consideran la aparición de este material como un «tiro de información», que debería preparar a la audiencia rusa para más declaraciones, porque el número de sus víctimas es cada día más difícil de ocultar: el servicio de información ucraniano, los canales Telegram «Cargo 200» (código condicional para un militar caído) y «Goriushko» («Penita» en ucraniano) se reponen constantemente, y los familiares del personal militar han estado llamando a la línea directa «Regresa vivo de Ucrania» desde las primerashoras de su lanzamiento.

¿Cómo se entierran (o se ocultan?) los soldados rusos en Ucrania?

Rusia todavía no desea recoger los cadáveres de sus soldados. En los medios extranjeros comenzó a difundirse la información sobre el uso de crematorios móviles por parte del ejército ruso para ocultar la situación real con el número de muertos incluso en el lugar de los combates. Algunas publicaciones afirman que la Federación de Rusia ha colocado estos crematorios móviles, disfrazados de vehículos ordinarios, junto con el equipo militar durante muchos años. Una imagen de un crematorio móvil de este tipo, que supuestamente es utilizado por el ejército ruso, se ha extendido por las redes sociales y los medios de comunicación de renombre. La palabra «probablemente» se usa aquí debido al hecho de que ni los medios de comunicación extranjeros ni los ucranianos tienen evidencia confiable para confirmar esta información. La foto de un crematorio ruso móvil es una captura de pantalla de un video publicado en línea en 2013.

La historia resulta irónica. Los ucranianos, a quienes los rusos solían llamar «pueblo fraternal», ahora entierran a los soldados rusos en fosas comunes sin identificarlos. Esto se hace principalmente por los requisitos sanitarios, para que los productos de la descomposición de los cuerpos no amenacen la salud de los residentes de las ciudades y pueblos de Ucrania donde fue asesinado el enemigo.

Los sobrevivientes militares rusos a menudo dejan los cuerpos de sus compañeros caídos en el campo de batalla. Colocan también minas en algunos cadáveres, por eso cuando los empleados de las empresas funerarias o los militares ucranianos llevan los restos a las morgues improvisadas (las morgues ordinarias ya están llenas de cuerpos de soldados rusos), a menudo trabajan con técnicos de artefactos explosivos.

Según el ejército ucraniano y los empleados del Ministerio de Situaciones de Emergencia, algunos militares rusos mueren como personas sin nombre: antes del ataque, su comando les quita sus documentos de identidad.Entonces luego se intenta identificar sus cuerpos mediante tarjetas bancarias o cualquier otro documento dejado en el equipo militar. Luego, una búsqueda rápida en las redes sociales, y el rompecabezas a menudo se arma. Por supuesto, no todos los enemigos muertos tienen tanta «suerte».

Por cierto, los soldados rusos muertos no solo son un excelente fertilizante para el suelo negro ucraniano. Ayudan a rescatar a los militares ucranianos vivos que fueron capturados. Según los militares ucranianos, las reglas de este intercambio no oficial son las siguientes: por 6 cadáveres rusos, se entregan 2 prisioneros vivos.

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Ania Yábluchna

Redacción:

Yevgenia Sapóshnykova

Edición de fotos:

Yuriy Stefaniak

Autor de la portada:

Boris Groh

Administradora de contenido:

Yana Rusyna

Traducción:

Natalia Komar

Redactora de la traducción:

Nadiia Vasylchenko