Los países de la UE llevan años suministrando armas a Rusia desde que se impuso el embargo

Share this...
Facebook
Twitter

El mundo habló en voz alta sobre la guerra ruso-ucraniana solo con el comienzo de la invasión a gran escala. Pero esta guerra comenzó en 2014, cuando Rusia ocupó Crimea y comenzó las hostilidades en el este de Ucrania, y ha durado ocho años. La débil reacción de Occidente y la procrastinación con duras sanciones han aflojado las manos de Rusia. Una investigación de Investigate Europe, publicada el 17 de marzo de 2022, encontró que los países de la UE exportaron armas a Rusia después del embargo de 2014 y al menos hasta 2020.

Según el Grupo de Trabajo oficial del Consejo sobre Exportaciones de Armas Convencionales (COARM), un tercio de los estados miembros de la Unión Europea han exportado armas a la Federación Rusa. De 2015 a 2020, al menos 10 estados miembros de la UE exportaron armas por un valor total de 346 millones de euros a Rusia. Francia, Alemania, Italia, Austria, Bulgaria, República Checa, Croacia, Finlandia, Eslovaquia y España vendieron «equipo militar» a Rusia, que podría incluir misiles, bombas, torpedos, cañones, vehículos terrestres y barcos.

Un embargo lleno de lagunas

En 2014, el Consejo de la UE decidió prohibir la venta de armas a Rusia en respuesta a la ocupación rusa de Crimea y la proclamación de repúblicas separatistas en Donbas. Así, el Consejo de la UE «condenó la violación no provocada por parte de la Federación Rusa de la soberanía e integridad territorial de Ucrania y pidió a la Federación Rusa que retire inmediatamente sus fuerzas armadas a las áreas de su despliegue permanente».

«Está prohibida la venta, el suministro, la transferencia o la exportación directa o indirecta de armas y material conexo de todo tipo a Rusia por parte de nacionales de los Estados miembros o desde los territorios de Rusia a los Estados miembros, tengan o no su origen en su territorio», dice el documento de esta decisión.

Desde 2014, los estados miembros de la UE han emitido más de mil licencias (permisos generales para operaciones de armas), solo se han denegado alrededor de cien. Por lo tanto, estos países utilizaron el vacío legal en las regulaciones de la UE para continuar suministrando armas a Rusia.

Foto: Guillaume Horcajuelo / Pool para Reuters

Francia

Francia ha sido el mayor exportador de armas entre los países europeos a lo largo de los años. El país vendió material militar a Rusia por 152 millones de euros. Desde 2015, Francia ha autorizado la exportación de equipos militares en la categoría de «bombas, misiles, torpedos, cargas explosivas», armas letales, así como «equipos de procesamiento de imágenes, aeronaves con sus componentes y aeronaves más ligeras que los vehículos aéreos».

Las exportaciones francesas también incluyen cámaras termográficas para más de mil tanques rusos, sistemas de navegación, detectores infrarrojos para cazas y helicópteros de combate. Estos equipos se encuentran ahora entre los vehículos terrestres, cazas y helicópteros de Rusia que operan en el frente ucraniano.

En 2014, las autoridades francesas todavía autorizaban el envío de armas químicas y biológicas, equipos antidisturbios, materiales radiactivos, equipos relacionados, componentes y materiales a Rusia. El número de licencias emitidas por Francia aumentó considerablemente en 2015, inmediatamente después del embargo.

Foto: Mikhail Metzel

Alemania

Alemania exportó equipos militares por un valor de 121,8 millones de euros a Rusia, lo que representa el 35% de todas las exportaciones de armas europeas a Rusia. La mayoría de estos suministros incluían rompehielos, pero también rifles y vehículos de protección especial. Las exportaciones alemanas están marcadas como de «doble uso», es decir, tanto para fines civiles como militares.

Italia

Italia está en el tercer lugar entre los exportadores europeos de armas a Rusia. Entre 2015 y 2020 vendió equipos militares por un valor de 222 millones de euros a Rusia.

Italia firmó su primer gran contrato con Rusia en 2015, cuando el gobierno de Matteo Renzi permitió a la empresa italiana IVECO vender vehículos terrestres a Rusia por un valor de 25 millones de euros. Los vehículos de combate del modelo Lynce fabricados por IVECO fueron observados por un periodista del canal de televisión La 7 en el frente ucraniano a principios de marzo. Estos vehículos fueron ensamblados en una de las tres plantas de IVECO en Rusia a partir de piezas italianas.

De enero a noviembre de 2021, Italia suministró a Rusia «armas y municiones» por un valor de 21,9 millones de euros. Esto incluía «las llamadas armas convencionales»: rifles, pistolas, municiones y accesorios.

Otros países de la UE

Otros países de la UE suministraron menos armas, pero este fue un flujo constante que también tuvo su impactó proporcional. La República Checa suministró «aeronaves más livianas que aviones, drones, motores de aviones y equipos aéreos» anualmente desde 2015 hasta 2019.

Asimismo, tras la imposición del embargo, Austria siguió suministrando armas a Rusia. Cada año después del embargo, siguió enviando «armas de ánima lisa de calibre inferior a 20 mm, otras armas y armas automáticas de calibre 12,7 mm» y «dispositivos para instalar municiones y detonadores, así como componentes especialmente diseñados».

Bulgaria tuvo dos acuerdos en 2016 y 2018 sobre la exportación de equipo militar, exportando equipo militar por un valor de 16,5 millones de euros. Finlandia, España, Eslovaquia y Croacia en años anteriores realizaron una exportación a Rusia cada uno, en volúmenes más pequeños.

Al igual que en 2014, las autoridades de la UE están expresando su solidaridad con Ucrania. Pero sin una acción concreta, este apoyo no es válido. Continuar suministrando a Rusia, aplicar las sanciones económicas que no son suficientes para poner fin a la guerra significa seguir coqueteando con el estado agresor. Cualquier concesión en este camino es percibida por Rusia como una autorización para continuar con el terror.

Por lo que se debe exigir a los países de la UE que rechacen los recursos energéticos de Rusia y endurezcan las sanciones contra Rusia y Bielorrusia.

Únete a las tropas de información y escribe comentarios en las redes sociales de los diputados europeos. Si te encuentras en el extranjero, puedes organizar manifestaciones presentando dichas demandas frente a los parlamentos de la UE. Si es posible, únete a los activistas que detienen camiones con matrículas rusas y bielorrusas en la frontera con la UE.

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Tonia Andriychuk

Redacción:

Natalia Ponedílok

Edición de fotos:

Yuriy Stefaniak

Administradora de contenido:

Yana Rusyna

Traducción:

Nadiia Vasylchenko