Share this...
Facebook
Twitter

Desde el 24 de febrero de 2022, el espacio aéreo sobre Ucrania está cerrado, y si los ucranianos buscan la oportunidad de volar adonde sea, es mayormente porque están salvando sus vidas. Y mientras que el pueblo ucraniano está preocupado con la cuestión de la supervivencia, la población del país agresor, Rusia, se quejan de la presión económica y viajes dificultosos.

Desde los primeros días de la guerra a gran escala contra Ucrania, varias compañías aéreas europeas han suspendido los vuelos hacia Rusia, y el 27 de febrero la Unión Europea ha declarado, que cerraba su espacio aéreo para los aviones que pertenecen a la Federación Rusa o son controlados por ella. EEUU y Canadá también cerraron su espacio aéreo para los aviones rusos.

La aerolínea serbia Air Serbia, que más tiempo entre las aerolíneas europeas se oponía a la presión internacional, el 16 de marzo también suspendió sus vuelos hacia Rusia, de esta manera cerrándole la última ventana aérea a Europa. Pero después del 16 de marzo, la Agencia Nacional de Desarrollo de Turismo de Ucrania informaba, que la compañía continúa vendiendo billetes entre Moscú y Belgrado, y el servicio Flightradar24 registraba tales vuelos. También sigue abierta en dirección oeste Bielorrusia, que está ayudando a Rusia en la guerra contra Ucrania.

Rusia ya había demostrado su “respeto” por los socios en la esfera de aviación. El 14 de marzo, el presidente Putin ha firmado el documento, que permite a las aerolíneas rusas a utilizar los aviones de los arrendadores extranjeros a pesar de sus prohibiciones.

A pesar de dificultades económicas y logísticas, los rusos aún pueden volar en ciertas direcciones al sur y al este. Gracias a las compañías aéreas Air Arabia, Emirates, FlyDubai y Etihad Airways en UAE intentan “pasar los tiempos de tormenta” muchas personas famosas rusas y los familiares de burócratas rusos, relacionados con la guerra en Ucrania. Israel ha suspendido el régimen sin visado para los ucranianos, pero no para los rusos. La mayor aerolínea de Israel, El Al, sigue manteniendo la conexión con Rusia. Justamente por estos países y ejes aéreos, los rusos con transbordo están viajando hacia los países de la UE, Canadá y EEUU.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

Turquía tampoco ha llegado a suspender el régimen sin visado para los rusos y limitar su espacio aéreo para los aviones rusos. La mayor aerolínea del país, Turkish Airlines, realiza vuelos a Rusia. Pero el 10 de marzo suspendió la venta de billetes a los rusos para los vuelos de Turquía a los terceros países. De este modo, se les cortaron a los rusos las oportunidades de vuelos de Turquía a Europa.

Las compañías aéreas Hainan Airlines y Air China siguen manteniendo la conexión aérea con Rusia. Además, los datos de los radares online públicos muestran, que China frecuentemente permite a volar a su territorio a los aviones rusos, que fueron registrados de nuevo tras las sanciones de los arrendadores occidentales (es decir, en realidad son robados a ellos). También estos bordos varias veces volaron a Egipto y Baréin.

En la lista de países y aerolíneas extranjeras, que decidieron no suspender la conexión aérea con Rusia, están: Egipto (EgyptAir) , Moldavia (Fly One, Air Moldova), Catar (Qatar Airways), Baréin (Gulf Air), Kazajistán (SCAT), Kirguistán (Avia Traffic), Armenia (Aircompany Armenia), Azerbaiyán (Azerbaijan Airlines), Tayikistán (Somon Air), Uzbekistán (Uzbekistan Airways).

En el tiempo de la feroz, invasiva e injustificada guerra, todo el mundo civilizado se une para frenar al agresor lo antes posible. La presión económica y logística son uno de los métodos más eficaces de influencia para países que no son participantes de la guerra. La respuesta unida y valiente de diferentes países enseña a todos los reales y potenciales iniciadores de la guerra, que respuesta pueden obtener en el mundo moderno.

La política de compañías aéreas extranjeras, que continúan volando a Rusia y de esta manera le ayudan a esquivar la presión económica y logística, es perjudicial por muchas razones. El país agresor debe ser limitado en los caminos del flujo de personas y bienes (en concreto para los fines militares). Y sus ciudadanos, que apoyan en masa con palabras e impuestos la agresión contra un país soberano, durante la guerra se merecen inconvenientes en sus movimientos y viajes.

No utilice los servicios de estas aerolíneas. ¡Ellas apoyan los asesinatos en Ucrania y ayudan a Rusia a esquivar las sanciones! ¡Comparte esta lista, ayude a restablecer la paz en Ucrania!

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Natalia Ponedílok

Redacción:

Kateryna Legká

Edición de fotos:

Yuriy Stefaniak

Administradora de contenido:

Kateryna Yuzéfyk

Traducción:

Sergiy Gorbatiuk