Share this...
Facebook
Twitter

En el cuarto día de la guerra a gran escala con Rusia, la triste noticia de que los ocupantes rusos habían destruido el Museo de Historia Local en Ivánkiv con pinturas de María Prymachenko, una artista de arte naif de fama mundial, recorrió los medios de comunicación ucranianos. Sin embargo, la noticia tuvo una continuación feliz: los lugareños, arriesgando sus vidas, salvaron algunas de las obras de la talentosa artista.

Rusia, que ha sido miembro de la UNESCO desde 1954, está destruyendo deliberada y sistemáticamente el patrimonio cultural de Ucrania durante la guerra a gran escala. Destruyen incluso aquellos monumentos culturales que aparentemente deberían ser respetados por ellos en vista de las narrativas que los guían, por ejemplo, las iglesias ortodoxas rusas en Ucrania o los monumentos a los soldados de la Segunda Guerra Mundial. En casi dos meses de enfrentamiento, los ocupantes destruyeron o dañaron más de 160 bienes culturales, y estos son solo casos documentados.

El destino del Museo de Historia Local en el pueblo de Ivánkiv, al noroeste de Kyiv, preocupaba a mucha gente, pues allí se guardaba la colección de obras de la artista María Prymachenko (1909-1997). Trabajó en el estilo del arte naif (primitivismo) y durante su vida creó más de 1.000 obras, entre dibujos y pinturas. Muchas de ellas fueron exhibidas en el extranjero. El nombre de María Prymachenko ha sido incluido en la Enciclopedia Mundial del Arte, y un asteroide descubierto a fines de la década de 1990 lleva su nombre, así como calles en varias ciudades ucranianas. Los artistas de culto Pablo Picasso y Marc Chagall admiraron la obra de la artista ucraniana.

Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter
Share this...
Facebook
Twitter

La colección de obras de María Prymachenko, que se guardaba en Ivánkiv, era de treinta y tres obras: treinta y una pinturas y dos platos pintados. Según datos preliminares, se pudo rescatar una parte de estas pinturas.

Ivánkiv, el museo y la guerra

El pueblo, a unos 85 km de Kyiv, fue bombardeado por el ejército ruso el segundo día de la invasión a gran escala, el 25 de febrero. Desde entonces, los residentes de Ivánkiv han estado bajo ocupación durante 35 días.

Nataliia Kharytonova, residente de Ivánkiv y subdirectora del Centro para la Creatividad Infantil y Juvenil, vivió todos estos eventos junto con sus vecinos del pueblo. La mujer dice que cuando la gente se dio cuenta de que los ocupantes habían llegado a su tierra y que era inútil esperar algo bueno de ellos, decidieron juntar las pinturas de María Prymachenko y esconderlas aparte en el museo. Desafortunadamente, el presentimiento de los habitantes de Ivánkiv se hizo realidad. El 25 de febrero, mientras se refugiaban de los bombardeos, uno de los proyectiles impactó en el techo del museo. Debido al fuerte viento, inmediatamente empezó un incendio, los aldeanos en vano insistieron con las líneas telefónicas: en aquel momento nadie pudo venir.

— Para no esperar lo que iba a pasar, porque sabíamos que ahí estaban las pinturas, fuimos corriendo para allá (al museo. N. del E.). Sacamos los barrotes de estas dos ventanas, y después los hombres rompieron estas dos ventanas y comenzaron a sacar las obras, que lograron rescatar. Es que sabíamos dónde estaban escondidas las pinturas, así que las sacamos de inmediato. Y las primeras en ser rescatadas fueron, por supuesto, las pinturas de María Prymachenko.

La mujer insiste que además de la colección de pinturas de María Prymachenko, en el edificio destruido se guardaban otras valiosas obras de arte.

— Aquí había bordados de Anna Veres, cuadros de Anna Ihnatiuk… Desafortunadamente, no tuvimos tiempo de sacarlos. Ahora ahí queda un tractor, uno de los primeros tractores que existieron. Sigue ahí, pero está muy dañado por el fuego. Bueno, espero que aún se pueda restaurar, porque es único. Había muchas muestras dedicadas al accidente nuclear de Chornóbyl. También había materiales recopilados sobre personas, sobre rescatistas (liquidadores).

De todas las personas reunidas cerca del museo envuelto en fuego, dos hombres locales se atrevieron a salvar las muestras. Estos fueron Ihor Nikolaienko y Anatolii Kharytonov. Recuerdan que hubo poco tiempo para pensar, porque el fuego estaba devorando rápidamente el edificio.

Ihor dice que primero rompieron los barrotes de las ventanas. Se pusieron a rescatar las piezas del lado del museo donde aún no habían llegado las llamas, pues en la otra parte del edificio impactó el proyectil, por lo que ir allí era de peligro mortal. Según los hombres, el rescate duró alrededor de 20 minutos, después de eso el techo, dañado por el fuego, comenzó a combarse. Ihor agrega que intentaron rescatar todo lo que fuera posible:

— Estas obras y objetos de valor que estaban allí, es lo único que queda de nuestra historia del distrito de Ivánkiv. Y algunas de estas muestras – las obras de María Prymachenko y de Anna Ihnatiuk – son conocidas en todo el mundo. Es lo más valioso entre lo que había. Pues, no importa, lo reconstruiremos todo, encontraremos algo para el museo y todo estará bien.

El futuro del museo

La bisnieta de María Prymachenko, Anastasia, se encarga de la preservación de su patrimonio y es la fundadora y directora de la Fundación Benéfica del Patrimonio Creativo de la Familia de María Prymachenko. Se enteró de los combates cerca de Ivánkiv mientras estaba en Lviv. La joven quería llegar al pueblo para salvar los objetos de valor de su familia, pero ya era demasiado tarde: Ivánkiv ya estaba cerrado, por lo que se vio obligada a regresar. Dice que hubo un momento cuando ella ya había asumido que ese patrimonio creativo invaluable se había perdido para siempre. Se enteró por teléfono que habían rescatado algunos de los cuadros de su genial bisabuela:

— Estaba más preocupada por la gente. Esto es cierto, porque vi que tenía fotos de estos cuadros (presentados en el museo, N. del E.) en mi computadora, fueran como fueran. Y me llené de orgullo por las personas como las que viven en Ivánkiv.

Anastasia, apoyando el entusiasmo de los residentes de Ivánkiv, confirma que el museo, que fue completamente destruido por los rusos, será reconstruido. Ya en este mismo momento, Anastasia está estableciendo activamente una cooperación internacional, dando permisos para las copias y reproducción de las obras de María Prymachenko, que ya se consideraban perdidas para siempre. Los ingresos de esto se utilizarán para la reconstrucción. La obra de la artista de fama mundial también se presentará en la Bienal de Venecia de este año.

Anastasia dice que tiene muchas ideas para crear una nueva ola de interés en las obras de la famosa artista y para preservar mejor su trabajo, que incluye no solo pinturas, sino también canciones, bordados, loza pintada, etc. En su opinión, este tipo de acontecimientos, por más tristes que sean, nos recuerdan una vez más el valor no solo del arte, sino también de la vida humana.

El material ha sido preparado por

Autor del proyecto:

Bogdán Logvynenko

Autora:

Ania Yábluchna

Jefa de redacción:

Natalia Ponedílok

Redacción:

Anastasía Gulkó

Producción,

Entrevistadora,

Fotos:

Karina Piliúgina

Fotos:

Kostiantyn Huzenko

Román Klimchuk

Cámara:

Oleg Sologub

Román Klimchuk

Yaroslav Ilchyshin

Directora de montaje:

Liza Litvinenko

Dirección:

Mykola Nosok

Ingeniero de sonido:

Anastasía Klymova

Edición de fotos:

Yuriy Stefaniak

Transcripción:

Anna Yemeliánova

Jrystyna Arjytka

Administradora de contenido:

Yana Rusyna

Traducción:

Nadiia Vasylchenko

Svitlana Kazakova